La brusca caída demográfica, una amenaza para Alemania

MIÉRCOLES, 5 DE JUNIO DE 2013

De aquí a 2025, Alemania habrá perdido 6 millones y medio de personas en edad de trabajar

Angela Merkel aboga por un “mercado laboral europeo con mayor movilidad”

La canciller visita un colegio alemán / Getty
La canciller visita un colegio alemán / Getty
“No, no podemos hacerlo, somos capaces, pero no podemos hacerlo de momento”. Ésta ha sido la respuesta que se ha visto obligado a dar a nuevos clientes Gerhard Wiegelmann, presidente de B&W, empresa especializada en ingeniería mecánica, médica y otras áreas exigentes en saber hacer tecnológico. A su compañía, afincada en Stuttgart, le ha pasado que no da abasto por falta de personal. Hoy, hasta una decena de ofertas de empleo esperan respuesta en la web de esta compañía. Su situación no es una excepción. En Múnich, la capital del Estado de Baviera, el caso de Carl Stahl GmbH, empresa dedicada a la producción de sistemas de elevación, también es típico. Ha pasado años con puestos de trabajo vacantes. Desde su dirección, Rupert Hetterer, ha apuntado que en el actual contexto de pleno empleo que se vive en Baviera “es muy difícil encontrar gente” para contratar.

Debido a que resulta relativamente alto el número de empresas que se encuentra con este tipo de problemas la Fundación Bertelsmann señalaba recientemente la necesidad de echar mano de la inmigración. “Alemania necesita ahora más que nunca inmigrantes preparados”, ha declarado Jörg Dräger, directivo de ese think tank y profesor en la prestigiosa Hertie School de Berlín. Esta apreciación ganó cierta oficialidad la semana pasada cuando Philipp Rösler, vicecanciller y ministro de Economía alemán, apuntó que atraer trabajadores cualificados del extranjero era “uno de los mayores desafíos” a los que se enfrenta su país.

 

 

De hecho, la Agencia Federal para el Empleo ha previsto que 6,5 millones de personas dejen de formar parte de la mano de obra en Alemania de aquí a 2025 a causa del envejecimiento de la población. En 2020, el mercado laboral alemán echará en falta hasta 2 millones de trabajadores. Según las estimaciones de Herbert Brücker, profesor en la Universidad de Bamberga y responsable en el Instituto para la Investigación en Empleo, con sede en Nuremberg, la mano de obra en Alemania se habrá reducido casi a la mitad de aquí a 2050, pasando de 45 millones de personas a sólo 27 millones.

Demografía amenazada

Desde las instancias europeas, en Bruselas, las estadísticas relativas a la población germana tampoco son halagüeñas. Así, según Eurostat, de aquí a 2060, Alemania sufrirá uno de los peores descensos demográficos. Al igual que Rumanía, su población caerá un 19%. Ese porcentaje dejaría al Estado germano con 66 millones de almas, 14 millones menos de las que alberga ahora. Peor aún para las arcas públicas es que, en ese año 2060, se prevé que sólo haya tres personas trabajando por jubilado, cuando ahora hay el doble de empleados. Por esto, “nuestra demografía juega en nuestra contra”, analiza Frank Riemensperger, director en Alemania para la consultora Accenture.

Por lejos que quede 2060, los datos de demografía y empleo tienen por qué preocupar a las autoridades germanas. En este contexto, la canciller Angela Merkel ha hecho un llamamiento para que en Europa se avance “en el desarrollo de un mercado laboral con mayor movilidad”. También ha instado en la reciente Cumbre para la Demografía a los actores políticos, empresariales y científicos de su país a “abrirse más a la inmigración”. Pero hay grupos representativos del colectivo inmigrante en Alemania que quisieran ver al Gobierno de Merkel igualmente implicado en ese sentido. La última vez que tuvieron una oportunidad para alzar la voz y expresar este sentimiento fue la sexta Cumbre para la Integración.

 

 

Esa reunión pública celebrada a finales de mayo en Berlín se presenta como una oportunidad para impulsar la integración de los inmigrantes en la sociedad alemana, aunque este año el foco estaba puesto especialmente en las cuestiones laborales. No obstante, la cumbre parece quedarse corta frente a las aspiraciones de los extranjeros. Cierto es que sirve para “poner en evidencia cosas que pasan desapercibidas” en la materia, según los términos de Merkel. Pero la cita, para Kenan Kolat, representante en Berlín de la comunidad turca, tiene más que ver con el “gusto de estar juntos y sentados” que con ser “enérgico” tomando medidas.

Al igual que a la hora de hacer frente a la crisis en Europa, para encarar los desafíos demográficos y económicos que tiene ante sí Alemania se imponen mayores resoluciones que las declaraciones optimistas realizadas en cumbres como la dedicada a la inmigración. “La prosperidad alemana depende en gran medida de cómo hará para mantenerse competitiva pese al envejecimiento de su población”, ha alertado Yves Laterme, secretario general adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París. La inmigración es esencial para encontrar una respuesta.

Fonte: http://www.zoomnews.es/55966/actualidad/mundo/brusca-caida-demografica-amenaza-alemania

Deixe um comentário

Arquivado em Crescimento populacional, Informações Úteis, Notícias

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s